martes, 3 de mayo de 2016

¿Cómo saber si es el amor de tu vida?

Existen varias formas de saber si te has enamorado de la persona correcta.

Cuando estás enamorado de alguien, te es difícil recordar tu vida antes de conocerlo/a. Tenemos la sensación de no haber estado viviendo hasta que se conocieron y que estabas desperdiciando tu tiempo.
Todo el mundo pasa por ese sentimiento de manera diferente, se enamoran en momentos diversos.
Algunas personas saben inmediatamente a la persona con quien quiere compartir su vida. En otras ocasiones lleva más tiempo llegar a lo cierto y en el proceso hay dudas y contradicciones.

Lo que está claro que hay señales que nos indican que hemos hecho la elección correcta. Seguramente en algún momento de tu vida o de la vida de otra persona cercana has reconocido ésto.

1. Te sientes agusto con él/ella. Cuando están juntos, solo/a o en compañía de otras personas. Te sientes alegre cuando sabes que él pertenece a tu vida y necesitas verlo cada minuto a tu lado.

2. Quieres darle todo de ti, sobre todo lo mejor, compartir cosas diarias, tus ideas, tus pensamientos y sentimientos y que él haga lo mismo contigo.

3. La relación es fluída. No hay penas, ni enfados, ni apenas discusiones, todo va sobre ruedas y compartir momentos juntos es fácil. No intentes hacer un papel para que funcione.

4. Te das cuenta de que tenéis buena comunicación, aprendéis continuamente uno del otro, no sentir rivalidad ni celos, sentir admiración y deseo de ayudarle a crecer como persona y en sus motivaciones y obligaciones.

5. El que tu estés feliz y bien es lo más importante para él/ella, hay respeto, ayuda, protección y os sentíis feliz por ello. Ésto te hace sentir seguro/a y sereno/a, pero siempre siendo libre de dependencias emocionales.

6. A medida que va pasando el tiempo, tienes la sensación de que el cariño, la complicidad, la atracción y la felicidad va creciendo.

7. Lo pasas genial con él/ella, te hace reir, te sientes mimada, despreocupada por posibles problemas en la relación. Compartíis complicidades, bromas, canciones favoritas y momentos entrañables de felicidad y ternura.