martes, 10 de mayo de 2016

Del Amor al Odio hay un Paso.

Sólo la persona que amamos o hemos amado alguna vez es capaz de hacernos sentir odio. Es importante no caer en ese juego de emociones. Puesto que los únicos que perdemos somos nosotros.

Se nos podrá hacer difícil entender el amor y el odio porque son estados emocionales elevados y a veces se fusionan por ello se nos hace difícil diferenciarlos.




No siempre podemos diferenciar el amor del odio. son como cócteles con mezclas complejas, un montón de ingredientes para crear una emoción única.

Ésto no quiere decir que amamos a todas las personas que odiamos ni viceversa. Pero a veces si se da el caso. Lo más probable es que el odio surja entre dos personas que se aman o amaron alguna vez.




Si interpretas ese amor/odio como amor, seguramente aprenderás de la experiencia, crecerás como persona y continuarás de la relación de forma sana. Si interpretas ese amor/odio como odio, entonces seguramente te niegues a ti mismo la capacidad de amar y hecharás a perder todo.

Nos gusta amar porque es una forma de desprendernos de nosotros mismos y pensar más en la otra persona. Nos gusta que nos amen porque nos sentimos mejor con nosotros mismos.

Cuando odiamos a una persona es porque de alguna forma nos están hiriendo nuestro ego, puede que nos denigren, no nos respeten, nos utilicen o se aprovechen o a veces puede ser también que nos estén diciendo algunas verdades que no queremos oír.




Para poder amar a alguien profundamente, tienes que dejar que esa persona entre en tu vida, que recorra el camino contigo. Deja que te conozca por dentro y por fuera.

Sin embargo cuando estais saliendo por un tiempo y uno intenta sacar todo de otro, incluso lo malo, tendemos casi todas las personas a enfadarnos y si ésto se repite puede llegarse a convertir en odio. Ésto se puede evitar si somos maduros para darnos cuenta de que está bien que la persona que amamos nos señale nuestros defectos y debilidades.

No lo hacen para herirnos sino para nuestro bien y por un buena convivencia para la pareja. En vez de odiarle o echarle cosas en cara, pídele que te ayude a corregir tus defectos, si te quiere estará feliz de enfrentarlos.



Deben trabajar ambas partes para mejorar y prosperar en la relación. Puede que no estés acostumbrado/a a eso, pero al final necesitarás de hacer caso a tu razón para tomar la decisión correcta.

Antes de cortar relación con esa persona a la que amas o amaste y ahora "odias", asegurate de que esa persona y los momentos que has pasado junto a ella han merecido la pena y merecen que sigamos junto a ellas. No tomes una decisión precipitada.





Quizás te interese también:
Descubre si él está enamorado de ti en silencio.

¿Sabes cuando una persona te miente?
¿Cómo saber si estás desenamorado/a?